Se abre una tienda de discos

 

“Always on My Mind” es el texto ganador del I Concurso de Micro Teatro de la sala salmantina La Malhablada. Allí se aloja Extra Records, hasta el domingo, uno de esos refugios para melómanos. La culpa de su existencia es de Carmen Socías, periodista cultural que nunca creyó poder convertirse en dramaturga. En su primera obra desafía a la actualidad y abre una tienda de discos sobre las tablas de un teatro. Sentados en nuestras butacas nos arrancarán el corazón o lo devolverán a su sitio.

PREGUNTA. Lugares que llevan toda la vida dedicados a la venta de discos cierran sus puertas y a ti, sin embargo,  se te ocurre una obra de teatro.

RESPUESTA. En una tienda de discos disfrutas y la creatividad se acrecienta. Puedes entrar en cualquier estado de ánimo; y salir de ahí reconfortado o peor aún de lo que ya estabas. Las tiendas de música son capaces de profundizar en los sentimientos de una manera bestial, como el teatro por ejemplo. Para mí, son un refugio donde encontrar la calma, la ira, la alegría o quién sabe.

P. Dicen que el tiempo dentro de las tiendas de música transcurre más despacio.  R. Para mí, sí. Intento ir sola. Sé cuando entro pero no cuando salgo. Me gusta ir con tiempo. Es mi momento, y en ese momento el reloj no existe.

P. Pero sí las historias, ¿no?

R. Supongo que quien esté detrás del mostrador debe tener grandes historias que contar; la música consigue que nos sinceremos.

P. Y, ¿por qué una historia de amor como ésta?

R. Mi idea no era escribir sobre el amor. A mí me gusta muchísimo “Always on My Mind”, la canción de Elvis; y cuando estaba escribiendo este texto, decidí que tenía que llamarse así porque quería convertirla en una protagonista. Inevitablemente, me llevó a una historia de amor. Quería hablar de tres momentos en una relación sentimental: un inicio, un final y un recuerdo. Al final todo el mundo se reconoce. A algunos les han dejado, a otros conquistado, y hay quienes no pueden olvidar a alguien.

                                                  

P. Entonces, la canción te obligó.

R. Me arrastró ahí, a un sitio donde no me gusta mucho regodearme. Y al final me he recreado todo lo que he querido.

P. ¿Cuántas veces te han salvado las canciones?

R. Muchas. Lo siguen haciendo. Y que no lo dejen de hacerlo,  porque sino no tendré otro sitio donde agarrarme (risas).

P. Pero también le torturan a uno, ¿no?

R. Por supuesto. Yo he tenido canciones que no he podido escuchar durante algún tiempo, como todo el mundo. Canciones que me trasladan a una emoción concreta que no me apetece revivir. Pero sí, me han salvado más que me han torturado.

P, Y entre las miles de millones de canciones que pueden existir, has hecho una selección muy  concreta.

R. Tienen su sentido. Todas esas canciones se han repetido a lo largo de mi vida. Cuando conocí a Patsy Cline estaba investigando los orígenes del country, y ella se convirtió en un referente. Lo mismo sucede con Fleetwood Mac. Alabama Shakes me sorprendió con su debut;  he tenido “Hold On” en bucle mucho tiempo.

P. Todos cantan al amor, pero en el caso de Fleetwood Mac es un poco diferente.

R. Es un álbum de ‘super’ desamor. Porque ahí estaban todos con todos, y se tiraban los trastos a la cabeza. Creo que tirarse los trastos a la cabeza es un momento estupendo dramáticamente. Para mí, el reproche da mucho juego como argumento; a nivel dramático te permite tocar distintas fases del amor. Y es de lo que habla esta historia, de tres personas que viven el amor a través de la música. Pero son muy torpes, todos lo somos; nos cuesta comunicarnos cuando nos tocan lo más hondo.

P. Actualmente, las tiendas de discos empiezan a ser sustituidas por plataformas digitales. ¿Se le tiene menos aprecio a la música ahora?

R. Sí, somos más “wikipédicos”. Conocemos más datos, nos gusta saber cuál es el hit del momento, cuáles son las canciones que van a sonar en el festival al que vamos a ir o las que suenan en el bar que nos gusta, pero profundizamos menos.

P. En la música y en el arte en general.

R. Vivimos de destellos. Parece que si no estás en la onda de lo último de esta semana ya estás demodé. Para mí, saber cuál es la última versión que ha hecho Lana del Rey me parece bien, pero me parece más importante conocer quiénes han sido los padres del soul – a mí que me gusta el soul -. Me gusta ir hacia atrás para entender el hoy. No es ningún trabajo, sino un placer. El problema es que ahora la gente lo toma como un esfuerzo, como un coñazo el hecho de buscar un disco de Patsy Cline o de Elvis.

P. ¿Crees que una obra como “Always on My Mind” puede ayudar al público a retroceder en el tiempo?

R. Lo único que me gustaría es que la gente aprecie el valor de las canciones y la potencia que tienen, porque son muy importantes en la vida de mucha gente, más de lo que creemos. Hay que darles la importancia que merecen. En esos quince minutos, las canciones deben ser las protagonistas.

P. “La música nunca te abandona”, dice el dependiente de Extra Records.

R. A mí nunca me abandona.

P. En otra ocasión, otro personaje dice: “¿No has querido permanecer en la mente de alguien para siempre?”.

R. Hay que tener mucho cuidado con las canciones. Tú las utilizas de una manera, pero no tienes el control total de ellas. Las intenciones de una canción pueden cambiar a medida que cambian las emociones que están relacionadas con esa canción. Tú puedes  regalar una canción, y  después te puede “joder” la vida; te pueden hacer mucho daño. Ojo con las canciones, ojo con los discos que se regalan. De hecho, hablando  de discos. “Rumors” de Fleetwood Mac…

Ese disco maldito, añadiría yo más tarde.

                                                

♦ Extra Records cierra sus puertas el 29 de junio en la sala de micro teatro La Malhablada en Salamanca. Pero mañana podría estar en tu ciudad.

Add your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

“I´m a mix-tape, a cassette that´s been rewound so many times you can hear the fingerprints smudged on the tape. Press play." Rob Sheffield

Idiomas / Languages

© 2013 Life Is A Mix-Tape
Endless Theme designed by Sneek & Sandra Parrado Powered by Life Is A Mix-Tape & WordPress.